Motivos a cuadros, florales, animal print, a lunares, geométricos, a rayas, son diversos estilos e infinitas las posibilidades para decorar un ambiente, pero cuando hablamos de decoración personalizada la solución es una sola: sublimación de telas y tejidos.

 

Ganando más espacio en el mercado mundial en los últimos tiempos, el estampado digital se destaca por su funcionalidad, versatilidad, bajo costo, y principalmente, por permitir crear artículos únicos y exclusivos, que transmiten mucha más personalidad a cualquier ambiente. A través del proceso de sublimación es posible elaborar estampas capaces de renovar los espacios más diversos, desde la cocina hasta la sala, personalizando cortinas, puffs, cojines e incluso sofás.

 

También es posible personalizar artículos nuevos para adecuarlos a la decoración, combinando tonos, colores y estampas, creando ambientes con mucha personalidad y audacia, tal como se muestra en esta publicación.

 

Además de tejidos, la sublimación puede utilizarse para crear cuadros decorativos que sorprenden y deslumbran. Un ejemplo de esto es la impresión de estampas sobre chapas de aluminio. El resultado final es fantástico, convirtiéndose en un producto de alto valor agregado.

 

La funcionalidad de la sublimación estimula la creatividad, permitiendo crear las estampas más diversas, que pueden retratar incluso imágenes de celebridades, escudos de equipos de fútbol, frases, fotos de momentos especiales como cumpleaños o casamientos y prácticamente cualquier cosa que usted imagine. El proceso, que puede realizarse tanto a través de prensas térmicas como máquinas digitales, es rápido y práctico, y crea artículos únicos, porque la principal tendencia es aquella que combina con el estilo de cada persona.